Instituto Cultural Cabañas - ICC

Mural La Buena Vida

En 1945, Orozco pinta 10 piezas móviles para el comedor del Turf Club de la Ciudad de México que titula La Buena Vida.  El gran lienzo presenta un importante contraste con el resto de la obra de este artista ya que parece aludir al deseo de vivir nuevamente con alegría después de los años aciagos de la Segunda Guerra Mundial. Los comensales que aparecen en esta pieza derrochan humor. Un chef levanta un pescado, un pintor levanta su copa, unas mujeres sonríen y algunos pollos desplumados surcan la escena.
En 1975 la Sra. Margarita Valladares de Orozco y dos de sus hijos decidieron donar a la Nación dicho mural. Y se designó el Museo Taller  José Clemente Orozco como el lugar idóneo para resguardarlo. 

Autor: marcela.lopez - Instituto Cultural Cabañas - ICC
Fecha de actualización: 20/08/2014 - 18:46:33

Galería